I don’t

Hoy os traigo algo diferente, muy diferente. Escribir no trata solo de hacer novelas, relatos u otro tipo de textos; hay otras cosas que se pueden escribir: haikus, reflexiones, poesías o canciones.

De eso último va el artículo de hoy, de una canción, y además escrita en otro idioma: en inglés. Seguro que tiene errores, pero está en bruto, como yo. También hay una melodía, pero no os castigaré los oídos con ella, me la guardo solo para mí; aunque os aburriré un poco más con los detalles: ¿por qué escribir una canción?

Bueno, anoche (es domingo cuando escribo esto) el Real Madrid ganó la 13ª Copa de Europa, me gusta ver este tipo de partidos solo y ya no salgo a celebrar las victorias, pero no podía dormir y me puse un documental en Netflix, uno de George Harrison, duró hasta las 1000. Me he despertado con ganas de sacarme una canción de la manga, o de la cabeza, o del pecho, y esto es lo que ha salido.

I don't

I don’t

I don't see you
I don't hear you
But I feel you
every single moment

Since the first time
that we meet
I could feel
you're made for me

And I don't want to
do it that way
And I don't want to
break your day

Cause everything
I do around you
is just designed
to pass you by

And I don't want to
do it that way
And I don't want to
break your day

I just need you
Just to caress you
would be the best
thing on my life

Since I look you
on reflections
trying to hide
my interest on you

And I don't want to
do it that way
And I don't want to
break your day

Cause everything
I know about you
makes me love you
more than myself

And I don't want to
do it that way
And I don't want to
break your day

And I want to
do it your way
And I want to
do it today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *