El acceso ascendente

Hay veces que no se sabe muy bien por qué, algunos libros llegan a la puerta de uno y le dan un pequeño vuelco a la vida del lector. Hace unas semanas me llegó la propuesta de leer y reseñar el libro que hoy toca y no pude decir que no tras leer la sinopsis; tiempo atrás leí uno parecido aunque mucho más antiguo, El Kybalion, y no dejé pasar la oportunidad para hacer una comparativa de mensajes.

Hoy voy a hablar de El acceso ascendente de Mariano Scavo.

El acceso ascendente

Datos

El libro no es demasiado extenso, no llega a las 100 páginas, pero su densidad sí es bastante elevada; más cuanto más profundizas en el tema.

Se compone de cinco partes aunque la más importante, a mi parecer, es en la que se relatan 300 mensajes, o axiomas, para vivir una vida si no mejor, sí enfocada al desarrollo personal y de la humanidad.

Se puede encontrar en edición digital.

Resumen

Como he dicho, en el libro hay mensajes, algunos repetidos para que calen más hondo, destinados a nuestra mejora; acaso no es eso lo que todos buscamos. Con algunos concuerdo y con otros no, algunos los llevo practicando un tiempo y otros ni siquiera soy capaz de adivinar su sentido.

Aquí podemos ver la sinopsis de la página de venta:

La obra es de índole espiritual, y el objetivo es que las personas recuerden lo que está en su consciencia.
El primer capítulo expresa conceptos básicos y leyes universales. Información primordial para quien no está ahondado en el tema.
El segundo capítulo expresa algunos hechos tergiversados en la historia, a medida que se siguen incorporando verdades desapercibidas por la cotidianidad.
El tercer capítulo está subdividido en trescientos mensajes espirituales, explicados en su mayoría a continuación de su enunciación.
El cuarto capítulo refuerza conceptos claves e invita al lector a que se anime a mejorar su vida.
El quinto capítulo está dedicado a la explicación de algunos ejercicios, destinados a mejorar la calidad de vida de los que los apliquen.

Valoración Personal

Hay ciertos libros que, aunque uno no sea especialmente espiritual ni crea en estos temas, hay que leer simplemente para enfrentarse a otras creencias; este puede ser uno de ellos junto con el anteriormente mencionado.

Como he dicho, algunos de los mensajes que se apuntan en el libro los practico, o los intento practicar, y los voy a compartir con vosotros con la autorización del autor.

Mensaje sexto. Cae y aprende, falla y aprende, sufre y aprende. Esa es tu misión, para eso te has manifestado.
No importa lo que suceda, si te ha dejado un aprendizaje, ha sido beneficioso para tu ser; pues te habrás fortalecido y habrás mejorado.

Hay que aprender de cualquier situación, de las buenas y de las malas, puede que no haya nada más cierto.

Mensaje centésimo trigésimo sexto. Recibes lo que das, siembras lo que cosechas, sientes lo que provocas en los demás.
Solo voy a recordarte que la ley del karma es igual a la de causa y efecto, más la ley de compensación, y que aplica tanto a lo positivo como a lo negativo.

Hay otros mensajes que me resultan incongruentes, pues por una parte se dice que el opuesto del amor no es el odio, es el miedo, y que hay que luchar contra este, y en otro comenta que a no ser que dos tercios de la población sean capaces de cambiar llegará la destrucción, fomentando ese propio miedo, quizá para buscar una reacción.

Aun así, con sus defectos y sus virtudes, este es un libro que puede abrirte algunas ventanas en la mente para ser mejor día a día, y eso no es desdeñable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *