Sinopsis, ¿cómo escribirlas?

Desde mi punto de vista y experiencia, escribir una sinopsis puede ser incluso más difícil que escribir el libro en cuestión.

Nunca me sale qué escribir, quizá porque no sé qué debe contener la sinopsis, ni su longitud, ni sobre qué debe hacer foco. ¿Es un resumen, un simple gancho para atraer al lector a tu libro, la trama condensada?

Después de investigar un poco, para realizar de la mejor manera posible la sinopsis de la edición completa de ‘El Consejo’, que pronto estará a la venta, he llegado a las siguientes conclusiones.

Sinopsis escrita para la publicación de 'El Consejo - Conocimiento'
Sinopsis escrita para la publicación de ‘El Consejo – Conocimiento’ (2017)
Continuar leyendo «Sinopsis, ¿cómo escribirlas?»

Lo que no se tiene

Sobre una caja había un ratón que miraba directamente a la enorme luna llena sobre su cabeza, el viento acariciaba sus orejas puntiagudas mientras sus bigotes intentaban rastrear el olor de aquel cuerpo luminoso y sus pequeñas garras tanteaban el vacío que se erguía ante él para conseguir alcanzarla.

El ratón pronto pasó página al ver que aquello no era posible y se dedicó a corretear por el campo en busca de cosas mas útiles en las que gastar el tiempo, como buscar comida, refrescarse en un hilillo de agua que se escapaba de un grifo gastado o retozar en el césped mientras de hito en hito observaba al encendido astro.

De repente todo desapareció ante sus ojos: la bombilla de la Luna se apagó, las altas hierbas bajo sus patas se retrajeron en la tierra y el viento dejó de correr libre. Segundos después, o una eternidad más tarde, el estruendo de una gran explosión iluminó todo alrededor mientras un cohete en forma de flecha, que escupía fuego por su parte trasera, dejaba de intentar, para conseguir, llegar al objeto que aquel pequeño ratón de campo intentaba colonizar solo unos minutos antes.

Dentro del cohete, en una jaula de metacrilato adornada por varios conductos de ventilación y bien sujeta a una repisa para no desparramarse con la aceleración, un pequeño ratón de laboratorio anhelaba estar correteando por un valle verde.

–Ojalá estuviera allí arriba –pensaba a su vez nuestro pequeño amigo el ratón de campo mientras volvía correteando a su guarida con su numerosa familia.

Ratón mirando cohete

El sueño del martillo

He visto sangre cubriendo mi cuerpo, mezcla de antiguo material orgánico y de duro acero forjado a base de miles y miles de golpes. He escuchado un crack, intuyendo las ondas de choque a través de los poros de mi mango, que en otro momento fue madera viva. He notado el calor, corriendo por mi astil y mi cabeza, deslizándose pastoso por todo mi cuerpo, tiñéndome el pulido barnizado de un denso rojo.

Y aún así, aquí sigo tirado, esperando a que mi amo venga a reclamarme, estático en el suelo, junto a un par de ancianas pelusas, que no dejan de maldecirse entre ellas por su suerte, y una corroída gubia que lleva tiempo sin entrar en su objetivo como cuchillo caliente en mantequilla.

Espero, duermo más que vivo, busco una misión cuando un rayo de luz se refleja en mi brillante cabeza, esperando a golpear con ella cualquier cosa que se ponga por delante. No llega el día, el momento se hace esperar, y entre sueños sigo viendo mi destino, escuchando cómo llega de golpe, sintiéndome deslizar por la mano de mi amo a causa de la súbita humedad.

¡Crack!

¡Crack!

¡Plof!

Lo noto, ya llega el momento, la puerta se abre y la luz comienza a rodearme, la puerta chirría y se cierra de un golpe. Mi amo parece malhumorado, hoy es el día. Sé que hoy es el día. Se acerca a mí, la vibración del aire anuncia tormenta. ¡Sí! Me acaba de coger, por fin voy a abandonar a las dos viejas y agriadas pelusas. ¡Adiós, desgraciadas!, pienso cuando comienzo a viajar a una velocidad superior a la acostumbrada. Salimos del taller. ¡Voy a cumplir mi sueño!

No entiendo lo que grita mi amo, pero está cara a cara con alguien mientras que me tiene alzado en el aire con gesto amenazante. Ya llega. La velocidad aumenta súbitamente y desciendo como si descendiera sin frenos en una montaña rusa.

¡Crack!

¡Crack!

¡Plof!

Vuelvo al suelo cubierto de un líquido rojo, creía que sería más denso, pero es acuoso, y me cubren restos de una piel del mismo tono.

¡Mierda! Ha sido un tomate.

Tomate

Libros Gratis… por unos días

Tiro la casa por la ventana, del día 10 al 14 de Junio TODOS mis libros serán gratis en edición digital en amazon, para celebrar la Feria del Libro de Madrid de 2019.

A cambio solo pido que cuando lo hayáis leído pongáis una valoración sincera en la página de cada libro en amazon, y las estrellas correspondientes.

A continuación los enlaces:

El Consejo: Conocimiento ➟ https://www.amazon.es/dp/B06XYQL6QD

El Consejo: Habilidad ➟ https://www.amazon.es/dp/B0768GTFP7

El Consejo: Claridad ➟ https://www.amazon.es/dp/B07QPN1W81

Gamifica tu vida ➟ https://www.amazon.es/dp/B0744G77YW

Historias que no leería mi madre ➟ https://www.amazon.es/dp/B072MCM7J9


El Consejo

El final de una saga, o el principio de otra que tuvo un destello de futuro en un pensamiento de hace varios años, ha llegado.

La aventura comenzó en 2016, para su escritura, y en 2017 con la publicación de El Consejo: Conocimiento, en el que se presentaron Daniel, Diana y otros personajes que han intentado contar también su historia.

EL CONSEJO (FULL COVER)

Continuó durante el mismo año, cuando a finales del mismo, pude publicar El Consejo: Habilidad; novela en la que todo se aceleraba y los bandos se empezaban a definir.

El Consejo: Habilidad

Y ha concluido en 2019, con la publicación de El Consejo: Claridad.

Puedo decir que me ha costado más de lo que imaginaba llegar hasta aquí, pues no es fácil escribir una historia así, y el tiempo ha sido escaso en las últimas fechas, pero estoy muy orgulloso del resultado; hasta que lleguen las críticas…

¿Y ahora qué?

Bueno, tengo otro proyecto para 2020, algo que comencé a escribir hace mucho tiempo, y que dejé a medias; y hasta ahí puedo leer.

Miedo… a publicar

Para empezar diré, aunque seguro que ya lo sabéis si estáis leyendo este artículo, que tengo varios libros publicados. En solitario: una novela corta, un libro de relatos y dos partes de una trilogía. Y en conjunto un par de libros de relatos con mis compañeros de zonaereader.com.

En definitiva: no soy demasiado nuevo en lo que a autopublicar mis libros se refiere.

Pero últimamente no sé qué me pasa, que no saco el último libro de la trilogía de El Consejo a la luz, y creo, sin hacer demasiado autoanálisis, que es miedo.

El libro lleva varios meses terminado, lo he pasado por varias revisiones y no sé por qué aún no lo he publicado; siempre busco alguna escusa para no hacerlo.

Al principio la escusa fue que se había quedado corto, es una novela corta que acaba con la trilogía de una manera aceptable, sin rellenar para llegar a las palabras necesarias para una novela normal, personalmente el último capítulo creo que es lo mejor que he escrito nunca, pero siempre hay dudas.

Otra escusa es la de la portada, no doy exactamente con lo que quiero, pongo pegas a lo que voy haciendo, y un día tras otro el proyecto queda inacabado, postergado.

La última son ideas que se superponen, promovidas por la primera; como es algo corto, unas 37000 palabras, pensé que sería bueno añadir al final algunos relatos de situaciones que ocurren durante la historia general pero que contarlas durante su transcurso estropearía el ritmo, también que podría añadir unos mapas,… siempre es más trabajo que quita tiempo del resto de la vida y que nunca acaba por salir aunque las ideas estén ahí, y el proceso se resiente.

Al final es todo miedo, puro miedo a finalizar una etapa, que empezó un día con la loca idea de hacer una trilogía. Casi igual a cuando dejé por primera vez que alguien leyera lo que había escrito, esa exposición, esa inseguridad, seguro que algunos sabéis a lo que me refiero.

Pero el miedo hay que superarlo, para que otros retos puedan ver la luz, así que desde aquí, con mi pequeño altavoz, prometo que antes del verano publicaré El Consejo III.

He tardado 3 minutos en escribir esa última frase, y no es broma, además de que me he dado cuenta de que no le he puesto su subtítulo, que seguro que conocéis si habéis leído las dos primeras partes.

Los crímenes de la rue Morgue

Hace muchos meses que tenía el libro del que hablo hoy guardado en la memoria del móvil, lo había descargado con la aplicación de Amazon porque es de los que suelen ser gratuitos.

Una mañana en el hospital, mientras que operaban a un familiar y no tenía nada más que hacer, me puse a leerlo, intentando dar un tiento a algo que no sabía si me iba a gustar.

Hoy voy a hablar de Los crímenes de la Rue Morgue de Edgar Allan Poe.

Continuar leyendo «Los crímenes de la rue Morgue»