Los crímenes de la rue Morgue

Hace muchos meses que tenía el libro del que hablo hoy guardado en la memoria del móvil, lo había descargado con la aplicación de Amazon porque es de los que suelen ser gratuitos.

Una mañana en el hospital, mientras que operaban a un familiar y no tenía nada más que hacer, me puse a leerlo, intentando dar un tiento a algo que no sabía si me iba a gustar.

Hoy voy a hablar de Los crímenes de la Rue Morgue de Edgar Allan Poe.

Continuar leyendo “Los crímenes de la rue Morgue”

V Concurso de Relatos (Temática Libre) en ZonaeReader

Voy que me pilla el toro, como siempre.

Desde el día 2 de Enero está abierto el plazo de envío de relatos para el nuevo concurso de ZonaeReader.

Esta es una plataforma que sirve, tanto a autores como a lectores, para darse a conocer y leer textos arriesgados o diferentes a lo que se estila en el mundo editorial; y además con una manera diferente de ver los concursos de este tipo, ya que los propios autores/lectores votan al resto de participantes, creándose un sistema de pares que hasta el momento ha sido enriquecedor para todos.

Continuar leyendo “V Concurso de Relatos (Temática Libre) en ZonaeReader”

Lecturas en 2018

Muy buenas, feliz año… y todas esas cosas que se dicen en estos días.

Vuelvo por aquí casi después de dos meses sin añadir contenido nuevo, lo siento mucho, he sido afectado por una de las peores enfermedades del siglo XXI: la falta de tiempo.

Este artículo será rápido, y además un clásico ya en NovelaEnCurso, los libros que he leído durante 2018.

Continuar leyendo “Lecturas en 2018”

Del micro al mini

Durante unos días he estado escribiendo una historia a base de microcuentos en twitter, no lo sabía el primer día, al segundo me quedó medio claro que había un hilo conductor, al último estaba seguro de que la historia estaba completa.

Así que, de cinco microcuentos ha salido un minicuento… como si de una fusión de mechas se tratara pra crear un robot más grande.

Otra cosa es el tema, en el que no me encuentro muy cómodo; sabéis que siempre tiro por la fantasía o la ciencia ficción, algo de misterio y asesinato quizá, pero no suelo trabajar este género: interno, romántico, no sé.

Continuar leyendo “Del micro al mini”

Nunca visites al dentista un lunes

Hoy voy a hablar de la novela de las hermanas Ana Escudero y Belén Escudero; una novela de humor, acción, thriller, y no sé cuantos más estilos presentes.

Hoy comento Nunca visites al dentista un lunes.

Nunca visites al dentista un lunes Continuar leyendo “Nunca visites al dentista un lunes”

Fin de las vacaciones

Habréis notado que últimamente no ha habido demasiado contenido, eso ha sido así por las razones habituales de estas fechas, las vacaciones hacen mella a la hora de actualizar contenidos.

De ahí que programé la publicación por entregas de Multidimensional, que si no habéis leído todavía, podéis descargar desde aquí.

Pero ha habido otras razones, una muy importante para mí, que paso a compartir a continuación.

Leer más

Multidimensional

Habéis sido varios los que habéis leído Multidimensional por entregas desde esta web, pero he decidido compartirlo de manera completa, para que podáis descargarlo en varios formatos (epub, fb2 y mobi) y dejárselo a vuestros amigos, conocidos o familiares.

Así que ya está, hoy una entrada corta, que estamos en pleno Agosto.

Aquí está el enlace:

MULTIDIMENSIONAL

Multidimensional

Multidimensional (parte VII – Vueltas)

MULTIDIMENSIONAL

7 – VUELTAS

Mientras que el disco con las sagradas escrituras había estado en su poder, Óscar había conseguido acceder a partes que estaban reservadas únicamente para él, y en las que se explicaba cómo debería actuar a continuación.

Notó el chip en el bolsillo y con aquellos nuevos conocimientos consiguió volver atrás en el tiempo, al momento en el que lo había sustraído de la base secreta en la que lo guardaban. Cuando entró en la cámara de la que lo había tomado, solo segundos después de que aquello hubiera sucedido, lo volvió a poner en su ubicación; con unos pequeños cambios en el a nivel físico y lógico.

Después generó un nuevo catálogo de instrucciones que copió en la máquina que había creado aquel chip, los nuevos diagramas serían seguidos en la clonación de chips similares y a partir de allí todo cambiaría.

Aquel reajuste tardaría algunos años en ser completo, pero Óscar sabía a ciencia cierta qué ocurriría a continuación.

Salió de allí y viajó a la Luna, en el año 2041, y se situó de manera invisible, protegido por sus nuevas capacidades, unos metros por detrás de su yo pasado. Vio cómo la Tierra desaparecía y regresaba instantes después a su lugar original, y percibió las emanaciones de energía revitalizante que desprendía. Se vio también a sí mismo, a su yo pasado, llorando por lo presenciado.

Después, y sin moverse de aquel lugar, generó el disco de datos con las sagradas escrituras. Átomo a átomo, y con la mismísima arena Lunar, dio forma al circulo perfecto que contenía todo su conocimiento. Restringió datos para que únicamente él pudiera leer, e introdujo obligaciones para sus futuros seguidores.

Entonces viajó al futuro, a los albores del duodécimo milenio, y enterró en los restos del planeta Tierra el disco. Se preocupó de que la ubicación estuviera protegida, y de que solo se encontraría el disco en el momento preciso. Por último recorrió el flujo del tiempo hacia el octavo milenio, dejando pistas aquí y allá, para que la recién creada organización de los Garantes del Espacio-Tiempo pudiera encontrar el disco que les guiaría hasta el previsto 23151.

Por último, y sabiéndose con la misión cumplida, regresó a su hogar. Ya había vivido demasiado en unos pocos días, y necesitaba continuar con una vida relativamente tranquila.

Volvió a sentarse en su sofá, cerró los ojos y se concentró en volver a ocultar los canales de luz de su cuerpo, para siempre.

Entonces ante el, y sin invitación previa, aparecieron Ïorgs, Älig y Ëlg, que se postraron ante él. Óscar notó que Ïorgs había tomado la presidencia del grupo, y que se había convertido en el más alto de los tres.

—Te pedimos disculpas por nuestra actuación anterior —dijo Älig con sumisión.

—Ïorgs nos ha explicado lo ocurrido y sentimos mucho nuestro ataque —continuó Ëlg.

Óscar los miró a los tres, como un padre haría con sus chiquillos cuando estos se sienten mal por haber hecho una travesura sin importancia, aunque los separaban más veinte milenios de evolución.

—Obrasteis como debíais y todo ha ocurrido según lo escrito, no debéis sentir desasosiego.

Los tres se levantaron con alivio y segundos después desaparecieron dejando a Óscar en su sofá, solo, esperando que a partir de aquel momento su vida fuese más sencilla.